Acerca de la burocracia y los encuentros de historiadores embrionarios

Este no será el primer post que escribo sobre las experiencias que he tenido en los encuentros de estudiantes de historia (Congresos, estudiantes y policias - Encuentro, Organización e Historia), esta vez tuve la oportunidad de estar cerca de la “Asamblea Organizadora” puesto que tuvieron su junta en la ciudad donde radico. Lo primero que noté fue que las actividades eran como 80% de turistear y 20% de “asamblear”, esto aunado a mi experiencia anterior (Y la actitud de los delegados) me hacen pensar que la dichosa asamblea esta un poco mas interesada en la parte logística (con un cierto complejo de agencia de viajes) que en la parte académica, esta es una sensación que comparten varios compañeros (y no solo de mi universidad).
Desdichadamente el balance en esta ocasión debo decir que quede totalmente decepcionado de dichos encuentros, al menos en su parte organizativa. Los dichosos asambleístas me parecieron un tipo de bolcheviques yupies (¿Acaso existen bolcheviques no yupies? Sería una buena pregunta), del tipo de personas que tienen un puesto y se toman mas en serio el puesto en si que la función por la que se creó tal (Como muchos burócratas, diputados, gerentes, policias, etc) ¿Será acaso que la representatividad esté ya tan viciada en nuestros tiempos? He visto pocas asambleas que pueden presumir de democráticas (Como las de la APPO en el 2006 ó las Juntas de Buen Gobierno en Chiapas). Explicaré mejor las cosas.
Una de los puntos a discutir (al parecer el que más tardó y/o el más polémico) fue algo acerca de vetar a una delegación por “insultar” (o no se si de plano usen el eufemismo “agredir”) a Krauze. Si, leyeron bien, en lugar de darles algún tipo de reconocimiento (o ya en plan “institucional” ignorar el hecho) ¡los vetaron!. Eso fue algo extremadamente absurdo, ¿Que esperarían si invitaran a un encuentro de estudiantes de comunicación a Javier Alatorre o a Pedro Ferriz de Con? ¿Y si invitaran a un encuentro nacional de estudiantes de leyes al “jefe” diego? No serían precisamente bien recibidos, aunque claramente en todo grupo de estudiantes existen gente de la élite o simplemente alineada (por no usar una palabra mas fuerte) que los recibiría con los brazos abiertos, apelando a la “civilidad” y al “respeto” aún cuando estos personajes no respetan al pueblo, a la ciencia, al honor. A los “intelectuales” orgánicos no se les puede respetar, ya vendieron su dignidad al peor postor : al poder. ¿Será acaso que la Asamblea Organizadora de los encuentros este llena de intelectuales orgánicos en plena formación?
Otro punto es su devoción burocrática, resulta que la ponencia que envié (la cual esta publicada antes de este post) fue rechazada básicamente por no haberla mandado con mi “delegada”, por mandarla directo al correo del encuentro. Y esta es la explicación donde mejor quedan parados, porqué si tomo literal lo que me pusieron en el “dictamen” entonces entramos en otros aspectos de mayor alcance, empezando en que entre los dictámenes que dieron para la UV había otro con prácticamente las mismas observaciones que al mio con la excepción de que ese fue aceptado y el mio no. Pienso que tuvo que ver más el rechazo por faltar a las normas burocráticas (disfrazado de “dictamen”) por varias charlas que tuve con los delegados donde pusieron énfasis en ello, como mi ex delegada “regañándome” (Y por los comentarios que me han dado se ve que le excita regañar...) por haber preguntado algo a los delegados de puebla sobre el rechazo de mi ponencia en lugar de decírselo a ella pero casualmente comenzó su “regaño” hablándome sobre lo mal que fue no habérselo mandado la ponencia a ella primero. ¿Si la ponencia no fue rechazada por eso porque comenzó su “regaño” de esa manera? Hay maneras de ver la verdad, ¿O acaso no han entendido las lecciones de La Escuela de los Annales?

Me agrada mucho la idea de hacer encuentros estudiantiles organizados por los mismos estudiantes, pero me cuesta aceptar que en ellos se de privilegio al turismo y a la burocracia que a lo académico o a la lucha social. Una asamblea mas democrática y menos vertical, donde el diálogo entre iguales, la reflexión social y la parte académica jueguen un papel mas preponderante seria un paso adelante no solo a la carrera sino a la sociedad, la cual no solo es su objeto de estudio sino lo que se busca mejorar. Las ciencias sociales estudian a la sociedad para mejorarla, no para hacer trabajos y llenar puestos de trabajo.
Por lo pronto decidí no asistir a encuentros donde no tenga ponencia aceptada, las cuales serán siempre con referencia a temas de interés actual, problemáticas que tenemos que resolver y donde la reflexión es necesaria. La ponencia que envié fue la base para discutir las problemáticas que ha causado el prohibicionismo, comenzando desde su misma aparición, analizando su discurso. Buscaré mejorar el texto y mandarlo a encuentros de Sociología e Historia. Otra posibilidad sería atacar directamente la división disciplinaria y fomentar la creación de un encuentro de estudiantes de ciencias sociales, donde convivirían antropólogos, historiadores, sociólogos. Esto sería un buen proyecto, pero para llevarlo a cabo se necesitarían muchos alumnos interesados en distintas partes de la república, aunque en un principio podría centrarse en 4 o 5 universidades de las mas grandes. En fin, ya con el tiempo se verá.
Nos deseo suerte.

Dejar un comentario

Fuentes XML de comentario: RSS | Atom

Categorías

Estadísticas de visitantes

1
255
1599623
rss
atom


Calendario del Blog

Abril 2019
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 1 2 3 4