De la mente al blog

  • ¿Que será?

    Hoy mientras leo diversos diarios que circulan en la ciudad donde resido me doy cuenta, de manera mas detallada, lo sombrío que se vislumbra el futuro. En México esta entrando la reforma educativa respaldada por la violencia del estado, Pendejo Nieto junto con sus salameros y los opinantes de diarios (que parecen a sueldo de gobierno) amenazan a la CNTE comparándola tontamente con el elbismo del SNTE. Acusan a los maestros que piden alimentos para alumnos de bajos recursos entre sus demandas de "chantajear al país" y "evitar que la educación se modernice". No hablan de que la CNTE tiene grandes propuestas educativas que por supuesto no se toman en cuenta en la reforma, no dicen que si acaso existe un sector grande luchando por una mejor educación son ellos (y lo llevan haciendo durante décadas), la vieja y combativa CNTE. Como siempre la Historia y la realidad son pasados por alto en los discursos del poder y sus aliados en relaciones públicas lam llamados "medios de comunicación".
    Mientras eso sucede hay grandes conflictos con el gremio azucarero, la violencia nomás no para (y muy al contrario hay días que aumenta aunque parezca imposible que escale más), las libertades civiles se van al carajo, la economía popular (precios de canasta básica, sueldos y coste de vida en general para las mayorías) va deteriorándose mes con mes y la indiferencia o el derrotismo se multiplica entre la población. Como una broma cruel también me entero por los diarios que "El portro", líder 2x panista de un "movimiento" contra las altas tarifas de la CFE "logró" la condonación de la deuda que tienen sus agremiados e incluso esta negociando su "libertad" (Se encuentra preso aunque en el penal donde está vive como rey, no lo toca ni el crimen organizado informal ya que el forma parte del formal). Mientras a los verdaderos movimientos sociales les dan garrote a los mercenarios de lo social los premian o los dejan bailar desnudos mientras desquician y ensucian las ciudades.
    ¿Que será de nuestro México?
    Mientras todo eso pasa el mundo está expentante por una posible tercera guera mundial, paranoia que se basa en ridículos comunicados de embajadas mientras se sigue masacrando gente en Irak, Afganistán, un tercio de África, Palestina, Siria y más paíss que no merecen notas amarillistas de los diarios. Los movimientos de tropas internacionales y las pruebas militares (Ambras prácticas recurrentes para justificar los pinchemil millones de dólares que se gastan año con año en lo militar) hoy causan sorpresa por el "clima bélico internacional". En un mundo lleno de manifestaciones aderezadas con brillantes bloques negros, en un mundo lleno de corrupción y de políticas absurdas que promueven la desigualdad, en un mundo con hedor a crisis y por lo tanto a cambio, nada mejor que una guerra para mantener las cosas como están (al precio de destruir mucho, a cambio de mucha más muerte).
    ¿Que será del mundo?
    Y en una ciudad capital (aunque el "presidente" copetudo diga que esta no es sino que es otra) los divisionismos entre la gente comprometida con la lucha se ensanchan y tensan, mientras se generan nuevos proyectos y otros se estancan, mientras quién esto escribe junto con otros guerreros merman su salud probando nuevas formas económicas en una cooperativa sin gran experiencia previa, mientras se crean ciclovías y se intentan destruir bosques urbanos (indispensables pulmones en una ciudad con tanto carro), mientras todo esto sucede al mismo tmepo no sucede nada. Nada más de lo de siempre : Muchas charlas de café discutiendo sobre el porvenir de la humanidad, muchos colectivos haciendo grandes esfuerzos por sobrevivir y trabajar según sus formas, muchas personas decepcionadas con el mundo y demasiada indiferencia en esta ciudad con fama de culta.
    Hoy, mientras reflexiono este y muchos otros temas no dejan mi cabeza las preguntas.
    ¿Que será de Xalapa, de México y del mundo?
    Nos deseo suerte.
  • La Resaca Coyuntural

    Parece hasta ridículo viéndolo hoy con perspectiva ¿Como se me ocurrió pensar que era el momento? Me inmiscuí tanto en el proceso electoral, en el movimiento "sharpense" 132, en la acampada, en el salir repentino de miles de personas enojadas por una burla más del sistema social que nos esta llevando a una catástrofe, me metí tan de lleno que pensé que podía pasar algo. A decir verdad no sabría que era ese "algo" pero le aposté mucho y sufrí una gran resaca. Tardé en darme cuenta de la realidad social, de como hay muchos discursos que tenemos de una u otra manera metidos hasta la médula.

    Todavía falta tiempo para un estallido social masivo en México, espero que no sea mucho tiempo. Durante esta coyuntura electoral aprendí muchas cosas, he sido testigo durante años del desarrollo del movimiento social, especialmente en el de Xalapa, y en estos meses ha habido muchos cambios dentro. En la ciudad se puede vislumbrar con el aumento de espacios, colectivos y personas que ha ido surgiendo tocando prácticamente todo el espectro de lucha actual. En la Xalapa de hoy podemos encontrar colectivos, organizaciones o personas trabajando en economía solidaria, huertos urbanos, lucha estudiantil, conciencia política, derechos humanos, prensa independiente, medios libres, contra la violencia, por los derechos de los animales, por la diversidad, equidad de géneros y más. Esta diversidad hace de la ciudad un lugar muy politizado y propenso a la resistencia.

    A pesar de que no comenzó la revolución que esperaba todo lo que aposté valió la pena puesto que si hubo un gran cambio en mi vida, la mayor ventaja de haber participado tan de lleno es el participar hoy con un gran número de personas en este sueño de querer cambiar el mundo. También esto me dio mucha perspectiva, una mayor perspectiva de la que tenía hace unos pocos meses, entiendo mejor hoy lo difícil que es a veces integrar muchas visiones y aclararles que todos vamos en un mismo camino (los prejuicios, los egos con el individualismo están muy presentes en todos) pero igualmente veo que el deseo de cambio esta por todas partes. Esta época esta hecha para todos los que soñamos con un mundo mejor, es el momento de todos los que creemos que otro mundo no solo es posible sino necesario, todos los que queremos mejorar esta sociedad tenemos nuestra oportunidad en estos años.

    Con la cabeza mas fría, focalizando mejor los objetivos que creo pertinentes, apostando menos a lo inmediato y prestando más atención a mi persona me dispongo a seguir adelante en esta carrera antisistémica que me tracé hace ya algunos ayeres. Estar borracho de idealismo no fue malo, me sentí como en el final del video "No Rain" de Blind Melon, además el hecho de brincar como abejita junto a tanta diversidad ideológica y de personalidades hizo también conocerme más a mi mismo. Pero ahora después de la resaca viene lo bueno, promete ponerse bueno en poco tiempo puesto que cada día se la ponen peor a la gente de a pie y se irá cansando.
    Por lo pronto esperen sorpresas, se están gestando buenas cosas.

    Nos deseo suerte.
  • #YoSoy132

    A partir de una de las tantas manipulaciones mediáticas acerca de las manifestaciones contra el símbolo del sistema personificado en un copete, en México, surge un movimiento juvenil, espontáneo, diferente y con mucha energía llamado #YoSoy132. Con esta convocatoria para organizarse e influir en la realidad social muchos jóvenes que antes no se habían movilizado comenzaron a actuar. De repente en casi todas las ciudades del país comenzaron a surgir grupos que comenzaron a actuar bajo las siglas 132, creando asambleas por cada rincón del país donde hubiera jóvenes. Esto cambió completamente la dinámica de la elección presidencial y llevó los reflectores mundiales hacia el descontento que se ve en México contra su régimen.

    Este movimiento ha tenido una gran aceptación social y se ha convertido en una idea o símbolo de la resistencia contra las prácticas corruptas e injustas que se viven en México desde hace muchos ayeres. Sin embargo, también ha tenido trabas, ya que ha generado grandes críticas desde diferentes sectores sociales que ven con recelo a estos grupos que se organizan bajo las siglas 132. Los primeros críticos son obviamente los adictos y beneficiarios al poder establecido, los que se ven amenazados por la búsqueda de una democratización del país y de los medios de comunicación. Los privilegiados. A esto hay que aunar el recelo de los sectores ya activos desde mucho antes por diversos motivos, ya que los tacharon como un movimiento electorero o de ser sólo una moda pasajera sin convicciones verdaderas. Unos cuantos se preguntaron dónde estaban todas estas personas antes de las elecciones cuando se había estado resistiendo contra las mineras, las hidroeléctricas, las leyes injustas, las represiones y toda la serie de problemáticas que hay en esta sociedad. Con todo y esas críticas, el movimiento ha seguido estructurándose después de las elecciones presidenciales.

    Cuando fue (más) evidente que los poderes fácticos no pensaron nunca en respetar las elecciones, después de armar todo el entramado mediático y legaloide para imponer a Peña Nieto como presidente, los grupos de #YoSoy132 empezaron a ver más allá; las discusiones en las asambleas cambiaron de tono y se comenzaba la transición por la que pasan muchos movimientos: el desligarse de lo mediático (lo que dicen de él) y aterrizar en lo que realmente son. Comenzaron a “profesionalizarse” en el activismo. Las fuerzas cambiaron, comenzaron las alianzas y la preparación para detener la imposición.

    Yo he sido parte activa de todo este movimiento, desde que comenzó a surgir el grupo en mi ciudad fui partícipe en las decisiones y las acciones. Desde mi punto de visión --mi perspectiva--, hay algo que me atrae mucho de este grupo y es por lo que me he quedado participando internamente: La innovación, la frescura en sus formas de acción y los modos de organizarse. Esto es una gran cualidad, pero a la vez que es una debilidad. Debido a que muchos de los participantes son nuevos en el mundo del activismo y la resistencia hay situaciones, conceptos y formas que no conocen, por lo que muchas veces hacen doble trabajo o comienzan a querer “descubrir el hilo negro”. Esto limita, pero en otra perspectiva también amplia la visión debido a que no solo se salta prácticas ya consensadas o reflexionadas, sino que también se salta dogmas. #YoSoy132 es la juventud como concepto, la irreverencia y rebeldía contra lo establecido (ya sea en el poder o en la resistencia). Un ejemplo es marchar por un solo carril (Que no es una idea nueva pero en la práctica lo es en muchos lugares)

    Los integrantes de 132 buscan innovar no solo las formas de hacer política sino también las maneras de resistir, manifestarse y organizarse contra los poderes que tratan de mantener las cosas como están para su conveniencia, con este deseo practican, fallan y vuelven a intentar. Están reflexionando mucho sobre cómo hacer más efectiva la movilización, buscando errores en lo que ya se hace, además de impulsar nuevas maneras de hacerlo. Esto lo hacen con muchas complicaciones, en medio de una serie de movilizaciones donde ya fueron rebasados como grupo, la reactivación de las organizaciones y colectivos que venían ya trabajando desde antes de esta coyuntura (los cuales habían sido marginados durante las elecciones, todavía más de lo que ya estaban) y también por la lucha contra la imposición en la que se han tenido que articular muchas formas de resistencia. Deseo que no pierdan el foco del motivo por el cual se movilizan quedándose discutiendo sus formas internas de acción y organización.

    Yo espero que esta energía y las ganas que tienen por el cambio continúen en 132, algo que se está dando en todo el orbe de distintas maneras, pero que son consecuencia de lo mismo, del agotamiento del sistema social actual, del despertar de conciencia, el deseo de participación en el cambio, la resistencia. Todavía está por determinarse si este grupo llegó para quedarse, si habrá de desaparecer con el tiempo, si se convertirá en algo como lo que son muchos de los grupos ya existentes, o si será absorbido por los mismos. Pero hoy en día siguen en pie de lucha y es algo que hay que tomar mucho en cuenta.
  • Algo esta pasando.

    ¿Se han dado cuenta de lo que esta pasando en estos instantes en nuestro planeta? Mientras estas leyendo esto suceden revoluciones y tsunamis, crisis y guerras, masacres y miedo, mucho miedo. El miedo a una etapa trágica, terrible, en nuestra sociedad esta en el inconsciente colectivo, la inminente caída de nuestro sistema social actual, rebasado por la realidad (los recursos no son ilimitados, como tampoco lo es la paciencia de una mayoría utilizada para satisfacer la sed de poder de una minoría). Hay quién lucha para que después de la caída surja una manera mas humana, mas justa de convivir. También existen los que luchan por conservar los privilegios que han obtenido a costa de los demás (En un sistema explotador, por más bueno que seas siempre formarás parte de un sistema que es injusto con la mayoría). Entre unos y otros existe una gran mayoría, la masa, que parece no darse cuenta de la magnitud de los cambios o tal vez no le toman mucha importancia, en todo caso permanecen inertes, sin comprometerse, simplemente dejándose llevar por las dinámicas que han existido a lo largo de su vida. Aunque aún ellos perciben que algo esta mal, que algo esta pasando. Tal vez piensen que los cambios serán como siempre han sido, como el paso del VHS al DVD o como las mil actualizaciones que le han hecho a su Ordenador. Lo mas probable es que estén muy ocupados pensando como sobrevivir que en el futuro, en un futuro que se vislumbra negro.
    Del Capitolio de Wisconsin a la Plaza de la Libertad en Egipto, de los combates que los rebeldes Libios a la digna resistencia de los indígenas zapatistas, de todas las manifestaciones en los países árabes a la resistencia contra la voracidad de las transnacionales a costa de nuestro medio ambiente (Como en La Parota y demás cientos o miles de proyectos ecocidas donde la gente resiste), en muchos lugares hay gente que esta de una u otra manera resistiendo y queriendo formar parte de este gran cambio que se avecina.
    Durante la proyección de un documental acerca de las mujeres zapatistas se armó una pequeña discusión acerca de muchas de las problemáticas que existen en el mundo y con mucho énfasis en la región donde vivimos. Aunque concuerdo en parte con aquellos que se quejaron porque “todo el mundo se quejaba y nadie hacia nada”, digo en parte porqué el hecho de discutir y difundir lo que esta sucediendo es parte importante para poder visualizar hacia donde dirigirse. Y el hecho de que haya mucha gente interesada en hacer algo es ya positivo. Pero efectivamente no hay que conformarse con discutir, hay que hacer algo más y ese algo más es muy difícil que alguien te diga exactamente como sería, es algo que tu tienes que encontrar dentro de tus habilidades, tu contexto social y tu ambiente. Hay muchas trincheras.
    A veces llego a repetirme, creo que este blog contiene muchos textos con el mismo discurso, solo que actualizado de acuerdo a los sucesos del momento. Supongo que ese es el mensaje que mas trato de emitir y creo que sigue siendo válido. Incluso hoy mas válido que ayer. Mas cosas suceden hoy en día y con mas frecuencia, ese es el punto de este post. Cada vez los gobiernos se descaran más y con el caso de Libia se evidenciaron hasta los gobiernos “progresistas”. Apoyar a Kadhafi, ya sea directamente o con el solo hecho de no condenarlo. Centrados en un discurso de “no se metan” (aunque estén masacrando a los rebeldes) no han hecho mucho más que la derecha mundial. Cada vez es mas evidente que son unos pocos los que se quedan con la mayor parte del pastel, que los gobiernos son ineptos, incapaces de hacer algo contra el capital internacional. Y sobre todo, se ha demostrado que al capital internacional le importa un bledo la humanidad.
    Algunas veces pienso que ya estamos a punto de despertar, espero algún día acertar.
    Nos deseo suerte.
  • Otra vez el DF

    Este fin de semana aprovechando el puente carnavalesco tuve la oportunidad de visitar la ciudad monstruo, la vieja ciudad de hierro, el Distrito Federal. Mi primera visita del año, la primera después de aquel asalto para nada chido.
    Esta vez no estuve tanto tiempo, pero aproveché al máximo cada momento. Visité el Museo de Arte Moderno y allí conocí la exposición de un grupo de artístico de los 80's llamados “No grupo” los cuales, aunque me parecieron algo yupies, me parecieron interesantes. Caminé todo Reforma e incluso me subí al Ángel (ni siquiera sabía que se podía hacer) y aunque mi acrofobia no me permitió estar mucho tiempo arriba, si pude contemplar la ciudad desde una perspectiva muy bella. La parte mas chida del viaje fue conocer CU (me di cuenta que “Ciudad Universitaria” no es un eufemismo) y pasear por sus edificios y áreas verdes, sentado y jugando clavas me puse a pensar una diversidad de cosas.
    La gran ciudad me invita a la nostalgia, a la reflexión, al goce. La ciudad es una fotografía de nosotros como civilización, de nuestros alcances, de nuestros errores, de aquello que tenemos de únicos y que tenemos la fortuna de disfrutar, de aquello que debemos cambiar si queremos sobrevivir. “De todo y en gran cantidad” es una de las formas que he oído describir al DF, la primera vez que la visité en mi adolescencia algo parecido fue lo que pensé. La cantidad de información que existe allí, el número de historias que podríamos encontrar en un solo día, la gran variedad de personas que nos podemos encontrar en ella (¿Cuantas veces me habré topado de frente con alguno de los dueños del mundo?) y la infinidad de formas para disfrutarla son algunos de los motivos que me hacen amarla.
    La única noche que pase allá me encerré en un hotel, el cual por cierto tenía un espejo en el techo (el cual pudo haber sido utilizado de una buena cantidad de maneras...) con una cerveza, un libro de Elías Canneti (el cual habla de las masas, muy convenientemente) y una alegría, mezclada con nostalgia, que me inundaba el cuerpo (o tal vez era la cerveza). Lo único que me faltó fue un orgasmo (o varios) al amparo de la gran ciudad, hubiera sido perfecto.
    ¿Que me espera en el DF la próxima vez que vaya? No lo sé, y eso es lo mas emocionante. Hasta la próxima vieja ciudad de hierro, espero regresar pronto.
    Nos deseo suerte
Anterior página 1 2 3 4 Siguiente página
19 entradas

Categorías

Estadísticas de visitantes

5
726
1267300
rss
atom


Calendario del Blog

Julio 2017
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5