Mayo 2007

APPO, PRD y elecciones en Oaxaca - Luis Hernández Navarro

  Entre las recetas que un antiguo gobernador de Oaxaca asegura haber puesto en práctica para controlar al Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la entidad está el regalar a sus dirigentes una camioneta. --No hay pierde -dice-: el grupo que se queda sin nada se pelea a muerte con el que agarra la camioneta. Los que ganan te deben un favor. Los otros se la mientan a sus compañeros. Matas dos pájaros de un tiro...-- No hay novedad en la prescripción de esta medicina priísta para el control de la oposición partidaria. Los pleitos entre las distintas facciones que forman el PRD en Oaxaca son tan antiguos como el partido mismo y han sido recurrentemente utilizados por el poder. Entre ellas todo es motivo de pelea: las candidaturas, las dietas, las prerrogativas de ley, los puestos de dirección. La mezquindad de muchos de sus dirigentes es proverbial. Su trayectoria política pareciera resumirse en una frase: --antes muertos que vivir fuera del presupuesto--. Esta sordidez política quedó de manifiesto durante las protestas de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO). Mientras sus militantes de base y simpatizantes exigían en las calles la destitución de Ulises Ruiz, los legisladores locales del PRD votaron leyes para favorecer al sátrapa. Sólo por la presión de algunos dirigentes nacionales del partido los diputados recularon. Esta tacañería se hizo evidente también en los comicios para renovar la legislatura local, que se efectuarán el próximo 5 de agosto, en los que serán elegidos 42 diputados. En un primer momento, la dirección del partido en el estado, apoyada por integrantes de la dirección nacional, registró una coalición electoral que excluía a Convergencia, formación política integrante del Frente Amplio Progresista (FAP) a nivel nacional, con fuerza en Oaxaca. Fue necesaria la intervención de la dirección nacional y que la diferencia se dirimiera en los tribunales. La maniobra provocó una batalla campal entre los dirigentes perredistas a escala nacional y local, en la que sus integrantes se acusaron unos a otros de traición y denunciaron alianzas con el gobernador Ulises Ruiz. Esta ruindad se hizo presente una vez más con la exclusión en sus listas de candidatos a diputados de connotados dirigentes sociales ligados a la APPO, con arraigo social y capacidad de convocatoria. En lugar de ellos, fueron postulados miembros de las tribus locales, en su mayoría desconocidos y con muy pocas posibilidades de triunfo. Las listas de diputados plurinominales fueron confeccionadas con familiares de diputados locales, funcionarios de la administración estatal y dirigentes del partido. Los integrantes de la APPO fueron ubicados en lugares donde no tienen asegurada su llegada al Congreso. La participación o no en las elecciones locales en la entidad fue motivo de intenso debate dentro de la Asamblea. Finalmente, ésta acordó mantener una postura unitaria y llegar a acuerdos consensuados. Expresó su falta de confianza en que los partidos políticos puedan resolver los problemas del pueblo. Aseguró que su lucha iba más allá del proceso electoral. Ratificó su carácter de movimiento de masas amplio, democrático, plural e independiente del Estado y de los partidos políticos. La APPO consideró que el proceso electoral está caracterizado por la antidemocracia, la inseguridad y la falta de garantías de respeto a la voluntad popular. Por ello convocó a emitir un voto de castigo a los candidatos de Ulises Ruiz y sus aliados. Asimismo, acordó continuar las movilizaciones y acciones para la transformación profunda del estado y la salida de quien ostenta la gubernatura. En tanto movimiento plural, la Asamblea aprobó respetar la decisión de las organizaciones que, dentro del ámbito de su autonomía, decidieron participar en las elecciones o no hacerlo. La APPO fijó además una regla muy importante para regular la intervención en los comicios: no ser al mismo tiempo concejal de la Asamblea y ocupar un cargo público. Por lo tanto, los concejales que decidan participar deberán dejar su cargo con carácter de irrevocable. La coyuntura electoral confrontó a la APPO con sus propias contradicciones. Una parte muy importante de sus integrantes decidieron participar electoralmente. Tenían como referencia inmediata la apabullante victoria que el movimiento popular consiguió en los comicios federales de julio de 2006. Piensan que desde allí se puede dar continuidad a la demanda de renuncia de Ulises Ruiz. Otros, en cambio, optaron por no hacerlo, y algunos más plantean boicotear el proceso. La decisión de las organizaciones sociales de asistir a los comicios se topó, de inmediato, con la estrechez política del PRD. La partidocracia puso toda clase de candados para limitar la inclusión de quienes deseaban pactar una alianza electoral. Un dirigente nacional del sol azteca les pidió no postular a líderes del movimiento, no fuera a ser que apareciera una foto de alguno de ellos aventando piedras y entonces se fuera a pensar que el partido era --violento--. Al final, los perredistas se quedaron con la mayoría de las candidaturas con posibilidades de triunfo y colocaron en algunas posiciones claves a personas identificadas con Ulises Ruiz. Por supuesto, quienes operaron el descarrilamiento de la convergencia se dicen víctimas de una calumnia. Eso explica que el pasado 18 de mayo integrantes de la APPO tomaran las oficinas de la dirigencia estatal del PRD. El conflicto que vive Oaxaca desde hace un año tiene su origen, parcialmente, en la falta de representación política de amplios sectores de la sociedad oaxaqueña. Hubo quien pensó que las elecciones podrían servir para crear condiciones para la solución del conflicto. Si alguna vez existió o no esa posibilidad es materia de discusión. Por lo pronto el PRD la canceló ya.

Televisa y TV Azteca son una basura, tergiversan las noticias - Pedro Echeverría V.

  1. En México las campañas de Televisa, de TV Azteca y demás medios electrónicos contra una posible reforma, o un rechazo, por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al monopolio de la “Ley Televisa”, se ha intensificado. Usan muchas horas diarias de transmisión (lo han hecho siempre) para engañar a la población. En estas semanas esos medios se han dedicado de manera permanente a calumniar al presidente venezolano Hugo Chávez propagando con enorme falsedad que “en México se quiere convertir a los medios de información en instrumento del gobierno tal como lo hace el dictador Chávez en Venezuela”. Acompañando a esa insidiosa propaganda presentan imágenes hábilmente manipuladas de los políticos Manuel Bartlett y Javier Corral (quienes como senadores encabezaron los análisis críticos contra esas empresas y a los más de 50 que firmaron el amparo) como políticos corruptos.   2. No se si la televisión y la radio mexicana sean más, menos o igual de fascistoides o golpistas que sus pares venezolanas que en abril de 2002 encabezaron un golpe de Estado contra Chávez; pero lo que sí estoy seguro es que en Venezuela no puede seguir la TV concesionada en manos de empresarios golpistas al servicio de los EEUU. Si en México los medios de información electrónicos siguen siendo monopólicos e intocables, dando información totalmente tergiversada (siguen desinformando a la gente), es porque los gobiernos mexicanos siempre han sido pro empresariales. ¿Por qué hace un año estos medios mexicanos fascistoides dedicaron miles de horas para presentar al candidato presidencial López Obrador como “un peligro” y como “amigo de Hugo Chávez”? Del presidente empresarial Calderón sólo se puede esperar apoyos a las empresas. ¿Qué pasa entonces al interior del gobierno?   3. En México, aunque algunos digan lo contrario, sigue dominando el presidencialismo. Las determinaciones del Ejecutivo, aunque se pongan a discusión en los poderes Legislativo y Judicial, ejercen la enorme fuerza de antaño. Los asuntos menores se analizan y discuten sin necesidad de la intervención del primer mandatario, pero en problemas determinantes como es el caso de la llamada ley Televisa el Ejecutivo mete la cabeza, los pies y las manos. Por eso en artículo anterior decía que las declaraciones del coordinador panista de los diputados, Santiago Creel, así como las observaciones del ministro de la Suprema Corte, no podrían distanciarse de las órdenes de la Presidencia de la República. Sin embargo parece que el pleito no es tan arreglado como decía. Cabría preguntar: ¿Qué está pasando en la élite de poder? ¿Puede Calderón enfrentarse a Televisa después de ser el pilar fundamental de su triunfo presidencial?   4. Cuando todo indicaba que el presidente de los empresarios, Felipe Calderón (para agradecer a los medios el determinante apoyo recibido durante su campaña y en el conflicto postelectoral) respetaría absolutamente el poder del monopolio Televisa, de TVAzteca y demás, de manera sorpresiva se escuchó que en la Suprema Corte se podría declarar inconstitucional la “Ley Televisa”; pero también se escuchó una declaración de Santiago Creel (coordinador de la bancada del PAN en la Cámara baja) denunciando que los legisladores fueron presionados (y hasta comprados) para aprobar la llamada Ley Televisa. Los empresarios televisivos y de la radio no han dejado de protestar y de mover todas sus influencias en la SCJN, logrando la “enfermedad” de un ministro y que otro declare “no está bien informado”. Saben que por este camino la Suprema Corte puede declararse incompetente… y pueden lograrlo.   5. ¿Qué defienden Televisa y demás medios? Publicó La Jornada que el 30 por ciento de la propaganda política que se transmitió en 2006, no se sabe quién la pagó ni quién la ordenó. Fueron 200 mil spot sin justificar. Sólo se tiene 30 mil grabados que se acreditan. Los consorcios no informan. El 80 ciento de los recursos de las campañas políticas fueron a parar a radio y televisión. Los partidos gastaron en 2006 alrededor de 2 mil 700 millones de pesos en compra de publicidad. Hay una relación muy estrecha entre la política y el spot; cuentan más las caras, el eslogan, que los contenidos y se favorece la personalización de la política, así como a su monetarización. Los partidos se convirtieron en meros intermediarios de transferencias millonarias directas e indirectas, de recursos públicos a favor de los concesionarios de radio y televisión. Hay que cambiar la ley para que haya obligaciones de los medios y entreguen la información.   6. Como en Venezuela, en México la izquierda debe construir una eficiente red de comunicación alternativa que compita con TV y radio comercial. No es posible seguir dejando que el pueblo siga recibiendo a diario esa basura informativa que lanzan las 24 horas los poderosos empresarios asociados al gobierno. Tampoco se puede combatir con volantitos o periodiquitos de mil ejemplares (que no representan ni el uno por ciento de la prensa comercial). Hugo Chávez, además de retirar justamente la concesión a la prensa televisiva golpista, ha ayudado a la creación de esa red informativa que llega hasta los rincones más apartados de Venezuela. ¿Para qué necesitan los venezolanos una desinformación derechista que sólo propaga un modo de vida burgués, empresarial, consumista y pro yanqui? Aunque no conozco los mecanismos de esa red, no creo que sea muy difícil, solo hay que pensar, reunirse y unir esfuerzos.   7. Desde los años sesenta he editado periodiquitos y volantes testimoniales que no sirvieron para el avance de procesos de transformación. Sólo han servido para justificar y llenar mi vida. Pero después de tantas décadas (aunque lo sigo haciendo) aprendí que la falla esencial está en el proceso de distribución y circulación. Todas las ediciones de nuestras organizaciones y de otras no pasaron de dos mil ejemplares por quincena o semana frente a cada periódico comercial que distribuye 100 mil diariamente y la radio de TV comerciales escuchados por el 90 por ciento de la población. Pienso que si las diez organizaciones trotskistas, maoístas, espartaquistas, que entonces circulábamos en la ciudad de México en los sesenta hubiésemos unificado fuerzas habríamos lanzado 20 ejemplares. Pero era más que imposible por el apego a los “principios”. No era difícil la producción, el problema es que no hubo distribuidores.   8. Si en cada fábrica, ejido, escuela, institución pública o barrio tuviéramos volantes semanales permanentes, donde se diera información y se orientara sobre la crítica política, quizá no sería urgente información centralizada; pero si no se tiene ese volanteo, entonces hay que buscar la forma de editar una publicación central y pagar distribuidores que abarquen los centros más interesantes. ¿Se contaminarían mucho los zapatistas, los lópezobradoristas, los del Diálogo Nacional, los de la APPO, los de la CNTE (con hojas propias permanentes) viéndose juntos en un periódico nacional o en cinco o seis periódicos regionales? Para ello se requiere una actitud unitaria, por lo menos para una publicación de masas en la que el Internet puede jugar un importante papel de comunicación entra las partes. Para esto la experiencia venezolana nos podrá aportar enormes experiencias.   9. Así como desde la izquierda hemos enviado mil y una veces al basurero de la historia a otros tantos miles de gobernantes que han saqueado las riquezas que pertenecen al pueblo y lo han reprimido con brutalidad, también lo hemos hecho igual número de veces contra los medios de información (TV, radio y prensa escrita) que manipulan su conciencia; pero todo se ha quedado en dichos y desahogos. Mientras la burguesía, sobre todo su sector más derechista y pro yanqui, se regodea en el poder saqueando las riquezas que pertenecen al pueblo mexicano, la izquierda sigue entreteniéndose gastando “pólvora en infiernitos” con acciones sectarias muy particulares, cuando puede unificar esfuerzos para hacer que “una chispa incendie la pradera”. ¿Será que nos esté jodiendo ese prejuicio individualista que enseña la escuela burguesa de que “lo importante eres tú (y tu partido u organización) y los demás que se vayan al carajo”?

Rubén Jaramillo: el muerto incómodo - Tanalís Padilla

  Hace 45 años, el 23 de mayo, elementos del Ejército rodearon la casa de Rubén Jaramillo en Tlaquiltenango, Morelos. Secuestraron al líder agrario, a su mujer Epifania Zúñiga y a sus tres hijos Enrique, Filemón y Ricardo. Unas horas más tarde sus cuerpos fueron hallados en Xochicalco. Mientras que la represión en el campo no era nada nuevo, este operativo, llevado a cabo en pleno día, contra una familia entera, para acribillar a un líder campesino que tres años antes había sido amnistiado, causó un fuerte impacto. Tanto así, que la historia de su muerte ha sido más recordada que el movimiento que encabezó; una lucha que duró casi dos décadas y media y representa un vínculo esencial entra la lucha agraria de la Revolución y las movilizaciones campesinas que marcaron el siglo XX. Su origen en la tierra de Zapata, su trayectoria que incluyó la defensa de ejidatarios y pequeños productores, movilizaciones electorales, lucha guerrillera y tomas de tierra, hacen del jaramillismo y de su líder un ejemplo de las diversas modalidades de resistencia campesina. Veterano zapatista, pastor metodista, partidario de Lázaro Cárdenas, dos veces candidato a gobernador de Morelos, miembro del Partido Comunista y guerrillero, la figura de Jaramillo es difícil de clasificar. Sin embargo, aparece una constante: la habilidad de Jaramillo para dar expresión a la dignidad campesina por medio de distintas corrientes ideológicas. Como tal, el líder agrario encarnó la diversidad de procesos sociales que vive el campo. La lucha jaramillista empieza en 1942, a raíz de una huelga en el ingenio azucarero de Zacatepec donde obreros y campesino se unieron para exigir respeto a sus derechos. Jaramillo, uno de los principales líderes de la huelga, fue perseguido por los pistoleros del gerente. Decidió, junto con decenas de campesinos, que era el momento de retomar las armas enterradas desde la Revolución. Jaramillo da inicio así al primero de tres levantamientos armados, acciones que revelan la vigencia del legado zapatista. Aunque recurrir a las armas fue una medida de autodefensa, los jaramillistas presentaron una visión programática. Enumerada en su Plan de Cerro Prieto, este documento contextualiza las injusticias locales dentro de un marco que condenaba tanto el capitalismo como el imperialismo. Este plan es el primer indicio de un proceso de radicalización que se daría a través de sus años de lucha; una radicalización que iba tomando forma cada vez que la represión se recrudecía. Este primer levantamiento terminó en 1945 cuando el presidente Manuel Avila Camacho concede una amnistía a Jaramillo. Los jaramillistas forman entonces el Partido Agrario Obrero Morelense (PAOM), que en 1946 postula a Jaramillo para gobernador de Morelos. En su campaña, los jaramillistas reclaman un retorno a las reformas cardenistas, sobre todo las que podrían hacer viable la vida campesina. El PAOM logra grandes movilizaciones, pero con el fraude y una buena dosis de represión, el partido oficial impone su candidato. Para 1951 se abre nuevamente un espacio que permite a los jaramillistas participar en la lucha electoral. Esta vez, la movilización del PAOM coincide con una escisión dentro del PRI en la cual Miguel Henríquez Guzmán se lanza contra el candidato oficial Adolfo Ruiz Cortines. Para una buena parte de la población y especialmente en el campo, las elecciones de 1952 crearon la esperanza de rescatar las reformas sociales que desde 1940 el gobierno venía desmantelando. Jaramillo se lanza otra vez para gobernador y las movilizaciones del PAOM crecen. Crece también la represión y el PRI se impone nuevamente. Cerradas las posibilidades de restablecer el cardenismo, los jaramillistas recurren una vez más a la tradición zapatista. Armados, y de nuevo en la clandestinidad, proclaman otra versión del Plan de Cerro Prieto donde exponen con mayor contundencia la traición que el PRI ha hecho de la Revolución. Cercadas las vías democráticas desde arriba, Jaramillo recurre a la democracia desde abajo. Durante los siete años que duraría esta clandestinidad, recorre el campo morelense, orientando a los campesinos que lo albergan y lo protegen. Insiste en que hagan valer sus derechos. --Hacer pueblo--, lo llamaría más tarde Lucio Cabañas. Al llegar al poder en 1958, Adolfo López Mateos ofrece otra amnistía a Jaramillo quien decide aprovechar el retorno a la vía legal para ampliar su lucha. Al frente de 6 mil campesinos, presenta una solicitud para colonizar los llanos de Michapa y Guarín. Su proyecto combinaba demandas típicamente agrarias con planes de construir cooperativas para comercializar los productos que allí se cultivarán. Aunque los jaramillistas reciben inicialmente la aprobación, el Departamento Agrario pronto da marcha atrás, favoreciendo en su lugar un proyecto empresarial. Ya empezadas las obras de los jaramillistas, el Ejército los despoja, reproduciendo así una conocida dinámica: el gobierno insiste que los jaramillistas se apeguen al proceso legal mientras responde con el uso de fuerza ilegal. Jaramillo considera volver a la clandestinidad, esta vez no sólo como medida de autodefensa, sino para asentar las bases de un levantamiento popular. Es en este momento, en 1962, que Jaramillo y su familia son asesinados, una temprana manifestación de la guerra sucia que en los años 70 atentaría contra aldeas enteras en Guerrero. Si bien su asesinato se convertiría en un símbolo de la suerte que corren los grupos que bajan la guardia y confían en la palabra del gobierno, Jaramillo deja también como legado una fértil tradición de lucha. Su figura continuó mostrándose tanto en los grupos clandestinos de los 70 como en las luchas campesinas de los 80 y acompañaría a diversas movilizaciones del EZLN. Siguen así apareciendo los muertos incómodos que el Estado nunca ha logrado eliminar y que continúan manifestándose con una diversidad de métodos y creatividad de acciones.

La soledad pesa...

A veces pienso en la muerte del --Che-- ¿Como fue a morir en Bolivia? ¿Como no fue rescatado? ¿Realmente no pudo hacer nada EL? Quiero decir, no era cualquier persona, era el Che. A veces me pregunto que tanto de su muerte fue posible gracias a su consentimiento. Realmente creo que la muerte del Che pudo haber sido un suicidio. Ya no cabia en este mundo, o tal vez nunca cupo, la revolución cubana solo fue un hecho aislado que por suerte pudo llenarlo por un tiempo, pero al volver a la realidad mundial simplemente no lo soporto y prefirio suicidarse de la mejor manera que el podia hacerlo... en la guerrilla. Siempre me viene eso a la mente porque creo comprenderle, se que yo no soy una persona tan grande como el, pero si yo muchas veces siento que no quepo en este mundo puedo suponer que el sentía esto a una mayor potencia. ¿Que tiene que ofrecerme la vida en un mundo como este? ¿Que tengo que ofrecerle yo? Es dificil no tener un cómplice intelectual, alguien que comprenda mis divagaciones sobre el mundo que nos rodea. Es terrible tener que lidiar todos los dias con gente que aunque ve que el mundo es una mierda no hace nada por cambiarle... ¿Como puede ser que a mis 24 años me sienta tan derrotado? La gran confianza que tengo en mi --desarrollo personal-- contrasta con el menosprecio que le tengo a mi vida. He pensado muchas veces en que le hace falta a mi vida, pensando en los momentos en los que me he sentido lleno, pero esos momentos son tan diversos y esconden muchas incógnitas. La soledad pesa, el sentirse solo en este mundo, en esta lucha... en todo. Tengo muchas cosas revuletas en mi cabeza, creo que tengo un cerebro demasiado precoz. Mantenerme ocupado no es la mejor solución, todo se sigue acumulando y solo explota de una peor forma. Tal vez le haga caso a Woody Allen y me consigua un psicoanalista, o tal vez le haga caso al Che y me suicide de una forma tan combativa como él. Tal vez solo sea un estado pasajero, unos 10 o 20 años más y se me pasará.

Circulo de discusión política

Algunos de los proyectos que tengo en mente es la creación de un círculo de discusión política, libre de tendencias si acaso es posible. Estoy publicitándolo y ya tengo algunos amigos que están interesados, todavía falta elegir el lugar donde se efectuará además de los días de la semana y el horario. La idea no es que asistan puros genios para planear una estrategia perfecta para cambiar el mundo... Sino tratar de acercar a muchas personas a que se abran políticamente y logremos entre todos planear actividades mientras nos cultivamos los unos a los otros. Lo dificil será poder juntar a posibles ortodoxos con personas de otras tendencias. Marxistas y Anarquistas se juntaron en el PLM de principios de siglo y fueron las personas que lograron empezar la revolución... Solo que después por diferentes razones se separaron. No creo lograr crear un PLM, pero aún asi creo que será dificil lidiar si se junta algún marxista ortodoxo con algún anarquista ortodoxo... Y si a eso le juntamos algún Amlista ortodoxo... Pues las cosas se ponen dificiles. Esperemos que todo salga leve, tal vez mis espectativas de Veracruz sean grandes, no es una ciudad políticamente muy avanzada (Los panistas la gobiernan, eso dice mucho), pero el caso es tratar de revertir eso. Prefiero mil veces mediar entre tendencias políticas que no tener a nadie en el círculo. Creo que será una buena aventura, si estas interesado no dudes en escribirme.

Categorías

Estadísticas de visitantes

5
676
1267250
rss
atom


Calendario del Blog

Mayo 2007
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
29 30 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2