Noviembre 2006

¡Todos a las calles!

Este miercoles 29 de noviembre: todos a las calles para pedir la renuncia de Ulises Ruiz, la salida de la PFP de Oaxaca, la liberacion de los presos politicos y la presentacion inmediata de todos los desaparecidos. ¡Alto a la represión del gobierno de ultraderecha! ¡Mega-Marcha del Angel de la Independencia al Zócalo (4pm)! Convocan la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) y otras 300 organizaciones políticas y sociales. Si no eres del DF organiza una marcha en tu ciudad. TODO MÉXICO A LAS CALLES

¿Que esperamos?

Mas de 20 muertos, cientos de detenidos y decenas de desaparecidos. Todo por el solo hecho de exigir justicia, de querer gritarle un --hasta aquí-- al gobierno corrupto y a las mafias de la oligarquía. Todos sabemos que el gobierno es corrupto, que es represor, que es un mal gobierno pues. ¿Por qué nos quedamos callados? ¿Por qué no apoyamos a quienes luchan por igualdad y justicia? Hoy Oaxaca es la vanguardia en la lucha contra el gobierno corrupto, hoy la APPO es la única organización con la altura moral para llamar a un frente único nacional, hoy todos debemos de ser Oaxaca. En los noticieros de las televisoras difaman y atacan a la APPO mientras encubren a los asesinos de Ulises. En la mayoría de los diarios Oaxaca prácticamente no existe. En la mente de un mexicano promedio Oaxaca es un conflicto que les queda lejos, que no entienden ni quieren entender, que quieren que se termine como sea sin importarles que existan vidas en juego. El mexicano promedio, el mexicano explotado, el que esta luchando contra la ferocidad del sistema neoliberal, el mexicano de los de abajo no sabe que Oaxaca esta luchando por él. La APPO esta luchando por ti, esta luchando por mi, esta luchando por un México justo. ¿Qué la APPO es violenta? ¿Cómo no serlo contra animales como lo son los de la PFP? Tienen todo el derecho de defenderse. Todos quisiéramos que la lucha fuera 100% pacífica, pero también todos sabemos como se las gasta el gobierno represor. Guerra sucia, guerra de baja intensidad, guerra de “contra-insurgencia”. El movimiento es pacífico hasta donde se lo permite el gobierno, nadie espera que después de los muertos, heridos, desaparecidos y detenidos todo este en paz. El gobierno dice que “la tolerancia se terminó”, ¿Cuándo habían sido tolerantes? ¿El gas lacrimógeno, el agua con ácido y los toletes son tolerantes? Creo que a lo que se referían era a las armas de fuego dado que ya empezaron a usarlas con descaro (antes solo lo hacían en las noches ó “discretamente”). Pues el gobierno tiene que saber que no es el único al que se le terminó la tolerancia, también del lado de abajo hay hartazgo. Todavía queremos movernos pacíficamente, tanto como podamos, pero realmente no se como se responderá si vuelven a balacear al pueblo indefenso. ¿Volverán con otro 1968? Pues entonces esperen un nuevo 1910. Hasta la victoria siempre… ¡ Venceremos !

URGENTE DESDE CACTUS OAXACA

COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS: EL DIA DE AYER COMO PUEBLO DE OAXACA SUFRIMOS UNA SITUACION VERDADERAMENTE DE GUERRA. NUESTRO PUEBLO FUE ATACADO DE LA MANERA MAS VIL Y MAS COBARDE. DEBEN SABER QUE EN LA MIXTECA OAXAQUEÑA, CACTUS ESTA PARTICIAPANDO EN LA ASAMBLEA POPULAR DE LOS PUEBLOS DE OAXACA JUNTO CON OTROS COMPAÑEROS Y COMPAÑERA DE OTRAS ORGANIZACIONES. HA MANTENIDO TOMADO DURANTE 4 MESES EL EDIFICIO DEL AYUNTAMIENTO MUNICIPAL DE HUAJUAPAN DE LEON Y SE A ORGANIZADO JUNTO CON LOS DISTRITOS DE LA REGION PARA LA CONFORMACION DE LA APPO MIXTECA, HEMOS TOMADO CARRETERAS, CERRADO OFICINAS DE GOBIERNO ETC. TODO ESTO EN PROTESTA Y DEMANDANDO LA SALIDA DE ULISES RUIZ. TODA ESTA SITUACION NOS HA PUESTO EN EL OJO DEL HURACAN EN LA MIXTECA Y EL DIA SABADO PARTIERON VARIOS AUTOBUSES Y VEHICULOS CON RUMBO A LA CIUDAD DE OAXACA PARA PARTICIPAR EN LA MEGA MARCHA NUMERO SIETE. AL SALIR DE LA CIUDAD DE OAXACA UN ESCUADRON DE LA MUERTE DE ULISES RUIZ LES ARREBATO UN AUTOBUS Y LO QUEMO POR LO QUE LOS COMPAÑEROS TUVIERON QUE REFUGIARSE EN CASAS PARA PASAR LA NOCHE ALGUNOS AMONTONADOS Y DE PIE YA QUE NO HABIA LUGAR SUFICIENTE PARA DESCANSAR. EL DOMINGO EMPEZAMOS A REAGRUPARNOS Y A ORGANIZAR LA SALIDA Y A LA ALTURA DE NOCHIXTLAN NUESTROS COMPAÑEROS QUE VIAJABAN EN UN AUTOBUS DESAPARECIERON DESDE LA SIETE DE LA MAÑANA. POR LA NOCHE LOGRAMOS DAR CON 23 LOS CUALES SE ENCUENTRA EN LA CARCER DE TLACOLULA DE MATAMOROS. COMO SI FUERAMOS DELINCUENTES CUANDO SOLO EXIGIMOS NUESTRO DERECHO A VIVIR CON DIGNIDAD. EN ESTE MOMENTO NO TENEMOS LA LISTA DE LOS QUE VIAJABAN EN EL AUTOBUS LA ESTAMOS CONTRUYENDO Y ADEMAS NO SABEMOS DONDE ESTAN LOS RESTANTES PUES EL AUTOBUS IVA LLENO. HACEMOS UN LLAMADO A SU SOLIDARIDAD PARA QUE SI ALGUIEN PUDIERA VIAJAR HASTA OAXACA PARA VER CUAL ES LA SITUACION DE NUESTROS COMPAÑEROS NOS INFORME Y LO HAGA YA QUE NOSOTROS ESTAMOS ATADOS DE MANOS POR LAS ORDENES DE APRENSION GIRADAS EN NUESTRA CONTRA. AYER MISMO YO RECIBI UNA AMENAZA TELEFONICA DONDE DECIAN “BETTY HABLAS MUY BONITO Y LO PRIMERO QUE TE VAMOS A CORTAR ES LA PINCHE LENGUA” COMPAÑEROS ESTAMOS PIDIENDO AUXILIO NOS SENTIMOS MUY SOLOS Y SI ALGUNA ORGANIZACION DE DERECHOS HUMANOS PUDIERA INSTALARSE EL LAS OFICINAS DE CACTUS PARA DOCUMENTAR LAS VIOLACIONES EN LA MIXTECA SE LOS AGRADECERIAMOS MUCHO. PUES OJALA Y RECIBAMOS MUESTRAS DE SOLIDARIDAD A ESTE MENSAJE. NO NOS DEJEN SOLOS LOS NECESITAMOS. ESTA NUESTRA VIDA DE POR MEDIO. MUCHAS GRACIAS POR LEER NUESTRO MENSAJE. HASTA LA VICTORIA¡ (por lo menos dos de los detenidos pertenecen a Cactus y son adherentes de La Otra)

Oaxaca: erase una vez una marcha… Mirena Moscovich

La séptima megamarcha partió de las afueras de la ciudad de Oaxaca, en Santa María Coyotepec, hacia el centro, cerca de las 11:30 horas para dirigirse, a lo largo de 8 ó 9 kilómetros a lo que se esperaba fuera el cerco pacífico hacia la Policía Federal Preventiva (PFP), y que se terminó convirtiendo en una tarde llena de gases y miedo.

Los contingentes, lidereados por la comisión organizadora y parte del cuerpo de seguridad de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), se conformaban por todos los distintos sectores invitados en marchas previas: maestros, organizaciones sociales, estudiantes de la UABJO, colectivos autónomos y libertarios de distintas entidades y tendencias, bases y dirigencia de la APPO, simpatizantes y gente del pueblo que se unió durante el recorrido.

Estos marcharon sólo con la novedad de que entre ellos, la radio “patito” (la radio pirata de Ulises Ruiz), tenia un “monitor” balconeando minuto a minuto lo que pasaba, reportando con enlaces en vivo y contando personas, que según ellos eran poco más de mil, armadas y agresivas, y tratando de presionar a los vecinos del centro histórico Oaxaqueño, a los oaxaqueños de “cepa” (pa’ que no digan que me vuelo los adjetivos de radio “patito”), a que rociaran con ácido o agua hirviendo a los manifestantes en su trayecto por el primer cuadro de la ciudad. (No consiguió nada, y todo quedo en la mera anécdota… gracias.)

--appo2--
Llegando al primer cuadro, en las primeras calles, se contaba con un contingente tranquilo, pacífico y lleno de energía para efectuar un bloqueo de 48 horas, un cerco alrededor de la PFP, pidiendo su salida de la ciudad y exigiendo por enésima vez, la renuncia de el gobernador Ulises Ruiz Ortíz.

Pasaron un par de horas de desconcierto general, pues las posiciones debían ser tomadas por diferentes contingentes , tratando de levantar cercos y barricadas, con consignas, mantas y gritos de el pueblo pidiendo la liberación de los encarcelados durante el movimiento oaxaqueño.

La gran mayoría se concentró, cerca de las 15:30 horas, en la Plaza de Santo Domingo, en el plantón de la APPO, que días antes fue arrasado y quemado por elementos de la policía ministerial, protegidos por la PFP. (Los malos del cuento… sí.)

Ahí se quedo todo. Parecía… (y tenía que aparecer el conejito).

Parecía hasta que empezaron a llegar más y más contingentes, congregándose la mayoría a una cuadra del primer cerco de la PFP por la calle de Alcalá. (Llamémosle , el camino de nubes, ¿va?)

--appo3--
Después, a las 16 horas y fracción, cayó la primera agresión (el conejo, era malo, ñacañaca), esta vez con canicas que lanzaba la PFP a la banda que se mofaba de ellos desde la calle de Alcalá, que les tiraba mentadas y otras cosas guapachosas para amenizar la tarde de los federales.

Hubo momentos de verdadero júbilo para la gente cuando vieron que dos encapuchados (los buenos pues) marcharon hacia la PFP, golpeando sus escudos rústicos y pidiéndoles que les aventaran “aunque sea arenita cabrones”.

Y esta es la parte seria del cuento, la que ustedes ya conocen. Hasta aquí, todo estaba bien, divertido, animoso para todos, pero…

Empezaron a llover más canicas, que aventaban con resorteras desde la tanqueta y la barricada de metal que tenía la PFP, tirando a quien fuese, así le pegaran a la mayoría de mujeres y niños que hasta ese momento rondaba por ahí.

La descarga de gases comenzó desde la parte izquierda de la calle, arriba de un edificio, donde se vio a dos agentes disparando contra el grueso de activistas, y haciendo que se replegaran un poco más, y asustando a los marchistas que trataban de contener el ataque previamente.

De ahí se desató una tarde muy difícil para todos. Comenzó el intercambio y la lluvia de dos tipos distintos de gases, la lluvia de molotovs contra edificios donde se encontraban PFP’s tirando gases, el repliegue de la gente en general.

--appo4--
Todo era un clima de caos y miedo, la calma que despertó con la marcha se había apagado. Mucha, mucha gente participó en estas tres o cuatro horas de enfrentamiento, que se desplazó a lo largo del plantón de Santo Domingo, pasando por calles paralelas a Alcalá, y provocando un numero de heridos y gaseados por todas partes.

Los edificios antes utilizados como escondite de la PFP se encontraban en llamas para esa hora, que corría por las 8 de la noche. La batalla siguió por la calle de Alcalá, principalmente, y permanecía intermitente en barrios aledaños hasta llegar al parque llamado “El llano” por un lado, y por el otro hasta la altura de una casa eclesiástica en el parque “El paliacate”. La PFP pretendió “pinzar” en el medio a la multitud, que corría despavorida, pues los gases nunca dejaron de caer durante esas horas.

El punto culminante fue cuando casi llegando a la Avenida Niños Héroes, empezaron a disparar con ráfaga de plomo hacia la multitud, hiriendo a varias personas, y provocando la huida hasta el IMSS de dicha avenida. Los heridos fueron trasladados precariamente con torniquetes hasta el nosocomio, donde, al parecer, se encontraban ya policías ministeriales en el interior, esperando heridos para detenerlos y trasladarlos.

En la avenida Niños Héroes, el poco contingente que quedaba, y ya sin la presencia de la dirigencia que antes pedía calma y se subía a proclamar la paz en las jardineras, y con el temor de que la PFP se extendía por la carretera panorámica, la del Fortín, y por el otro hasta el final de avenida de la República, abarcando, para los que no se imaginan la magnitud de lo de ayer, cerca de 20 cuadras desde el centro histórico de la ciudad, tratando de capturar a los más, y a desplegar más tropas para detenciones posteriores.

--appo5--
La ciudad de Oaxaca , en este día, fue sitiada por un movimiento militar y paramilitar, al final de la jornada, haciendo cateos en casas y tirando contra gente que trataba de resguardarse.

Termino. El día estuvo lleno de la sombría presencia de un despliegue de fuerza militar impresionante para callar la voz de un pueblo, que, ahora si, sufre los errores de una sola persona y las intenciones fascistoides de gente en el gobierno, tanto federal como local, de retirar a todas las voces en su contra.

Aun así, y con todo, la palabra esta segura detrás de sus escudos de madera y resorteras, la verdad encuentra una salida en sus miradas, que plantean un nuevo orden, un nuevo estado de Oaxaca, y su resistencia se sigue haciendo sonar por todo el mundo, dejando el camino libre para más etapas de construcción y de organización. Para que más banda entre en esto y resista con ellos.

Reportando desde la ciudad de Oaxaca: Mirena Moscovich.

P.D.: en estos momentos, la PFP amenaza en las cercanías de Radio Universidad, y los “patrullajes” y detenciones siguen. Hay 150 detenidos, veinte heridos graves, 5 heridos de bala muy graves, y mas de cien desaparecidos.

Ulises Ruiz sigue viviendo su cuento, el de ser un gobernador invisible, inútil, irresponsable y delincuente.

Y este cuento aun no se acaba… puesto que no hay final feliz… por lo tanto… continuará!!!

UN SÁBADO VIOLENTO EN EL ANDADOR TURÍSTICO. Fernando Lobo

¿Qué quién comenzó? ¿Importa? Si la APPO había mostrado algunos esfuerzos (sin muchas expectativas) por contener a sus grupos duros, del lado uniformado (gris) de la línea, la cosa estaba clara: había que provocar. Tan clara como lo había estado todos los días desde el 2 de noviembre, cuando 4500 policías federales preventivos fueron replegados con todo y tanquetas, helicópteros y avión espía. Los replegó la gente, en la calle. Desde entonces se volvió habitual ver a los de la PFP usar cohetones, resorteras con balines y piedras. No cabe duda, un auténtico entrenamiento de élite. La marcha del movimiento popular oaxaqueño salió el sábado por la mañana, oronda, enorme, con su discurso de resistencia pacífica. Eran, como de costumbre, ríos de gente. De hecho, llegaron al zócalo sin mayor incidente. De hecho, el cerco civil alrededor de la PFP se realizó con cierto orden. Eso duró cuarenta minutos. Los anteriores enfrentamientos entre civiles oaxaqueños y policías federales habían sido más o menos sorpresivos, cortesía de la Secretaría de Seguridad Pública federal. Lo del sábado fue una acción de la APPO difundida con una semana de antelación: marcha y cerco. ¿La PFP tuvo tiempo para tender una trampa y la APPO mordió el anzuelo? ¿Buscaba la APPO inmolarse colectivamente con tal de obtener el efecto mediático de la ingobernabilidad? ¿Ambas? Yo creo que era inevitable, y que en los dos lados lo sabían. Asesinatos, detenciones ilegales, golpizas, torturas, desapariciones, todo eso comenzó mucho antes de que llegaran las fuerzas federales, éstas sólo le agregaron un matiz infernal. La guerra sucia del estado contra un movimiento popular logró justamente eso: un estado de guerra (escribo esto mientras escucho tres helicópteros pasar en formación sobre la casa). Porque el manual de contrainsurgencia que nuestras evadidas autoridades sacaron de no sé qué peliculesco archivo de la CIA, está diseñado justamente para combatir a esos grupos “minoritarios y radicales” que Ulises Ruiz y sus incomprensibles funcionarios se inventaron en medio de su cleptomitomegalomanía; el manual no sirvió para acabar con amplios sectores organizados de la sociedad oaxaqueña. Y ahí estaban el sábado: los chicos de las bazukas artesanales, escudos de madera y bombas molotov, cada vez más ordenados e iracundos (llegaron desfilando). Y distribuidos por las azoteas, francotiradores de la PFP. Unos traen rifles, otros resorteras, es igual, la idea es provocar, lesionando. En la refriega del lunes fueron principalmente los chicos de Cinco Señores los que sostuvieron el enfrentamiento con los grises. Entiéndase: la Barricada de la Victoria no es un montón de objetos encimados en una glorieta, no: es su crucero, es su calle, es su casa, y lo era antes del conflicto (el 2 de noviembre salieron a apoyarlos miles de personas, pero si la gente no hubiera salido, ellos estaban dispuestos a enfrentar un regimiento de agentes federales, ¿me explico?) El caso es que este sábado en el centro histórico no eran sólo los “rudos” incontenibles de la APPO. Nunca he visto tantas señoras cargar costales con piedras, además de las habituales cocacolas y vinagres (para el gas, pues). Y eso no era el caos total, había sí, un cierto sentido de la estrategia. El cerco de paz prometido por los consejeros de la APPO brilló por su ausencia. El discurso de resistencia pacífica del movimiento se enfrentó como nunca a sus propias contradicciones (¿o alguien cree que los varios miles que se encontraban frente a las líneas federales estaban pensando en un modelito de pasividad resistente como el de las mujeres de la Lacandona, o los jóvenes altermundistas de Seattle?) La verdad es que tampoco habíamos visto a la PFP embestir con tal fuerza. Gas como nunca, y del bueno. Rifles con silenciador, de modo que sólo escuchas pasar la bala de 9 milímetros a medio metro de tu cabeza. Y la gente de aquí, principalmente los estudiantes, tiene la pésima costumbre de no dispersarse (ay, la dignidad). Los cohetones que recibió la PFP tampoco eran de broma. Sonaban como misiles en la cerrada acústica del (qué ironía) andador turístico. De noche las reglas cambian. Alguien incendió los tribunales, el Teatro Juárez, algunas casas particulares, y unos veinte vehículos, más o menos. El cielo oaxaqueño lleno de gas y humo. Y cada vez que esto ocurre, desaparecen cpnvenientemente documentos incriminatorios para Ulises y su antecesor Murat. Los ministeriales que todavía obedecen a la mitómana procuradora de Ulises, decidieron que era un buen momento para salir a echar tiros y a detener a quien se deje. La PFP logró replegar a la resistencia mucho más allá de Santo Domingo. Entonces comenzó una razzia descomunal. Si la prensa comercial habló en sus avances de cien detenidos, hoy lunes la cifra se cerró en 160, y entre veinte y cuarenta desaparecidos. La mayor parte de los detenidos se encuentran en un penal federal en Nayarit. La APPO, a través de Radio Universidad llama al repliegue general a las nueve de la noche, antes de que la interferencia que ya conocemos se la coma por completo (a Radio Universidad nunca la interfieren cuando hay masas de gente movilizada en la calle, oh no, eso es peligroso para las radios comerciales, pero de noche las reglas cambian). La conferencia de prensa de Ulises (aplausos) no sorprendió a nadie: “es el coletazo de salida de este movimiento que ya se vino abajo”. Es decir, un retruécano más de lo mismo: “unos cuántos grupos radicales”. O sea la misma cantaleta que se ha tragado por seis meses el gobierno federal, ya sea por cinismo, complicidad o por auténtica estupidez: no hay un poderoso movimiento social organizado, no hay un gobierno estatal clandestino, jugando con sus juguetes a la guerra civil. Ulises dice que no hubo heridos. Los periódicos más baratos hablan de 53 hospitalizados y, no hay problema, un movimiento que convoca a un millón de personas durante una semana, en un estado de tres millones y fracción, es cuestión de “unos cuantos grupos radicales”, y, por supuesto, todos deben ser detenidos (y al carajo con la Ley de Amnistía, y si reventamos los acuerdos de la APPO con gobernación, pues mejor). El domingo, por cierto, las radios comerciales de la ciudad se borraron otra vez del aire y sólo se escucha la radio que el gobierno estatal sacó desde el clandestinaje. Uno de sus pasatiempos es proporcionar direcciones de gente que apoya a la APPO (esas odiosas sabandijas). Los caciques locales campean en los lugares que antes sentían vedados. A ellos también les gusta señalar personas en la calle. El domingo, la policía estatal patrulla por primera vez en seis meses, convoys de tres camionetas cada uno, repletas de elementos (curiosa palabra, ¿no?), con cascos, escudos antibalas y rifles, mirando, cateando. El domingo, las detenciones siguen. El domingo comenzó realmente el estado de sitio en la ciudad de Oaxaca. Hoy lunes el ulisismo culminó su operativo de limpieza. Borraron hectáreas de pintas en su contra. Pipas de agua y trascabos barrieron con todo en el centro histórico. Ulises, sus funcionarios y caciques salen a la luz pública ostentándose como los ganadores de una contienda en la que sólo participaron como comparsas. Lo de la gobernabilidad, eso sí, ya no se lo traga nadie, nadie. info@chiapas.indymedia.org

Categorías

Estadísticas de visitantes

2
170
1353311
rss
atom


Calendario del Blog

Noviembre 2006
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2