Encuentro, Organización e Historia

Hay que observar, enredarse en los hilos de las dinámicas sociales. Para tratar de comprender las ciencias sociales hay que vivir. ¿Cómo más puedes tratar de llevar a la práctica la experiencia histórica? ¿Cómo vas a intentar explicar las conductas sociales? Así seas sociólogo, antropólogo o historiador tu “objeto de estudio” son los hombres y no como entes individuales sino como entes sociales.
En mi primer encuentro con estudiantes de Historia me topé con muchas sorpresas, he tenido que reflexionar mucho acerca de lo que pasó durante esos días. Charlé con los organizadores, traté de ayudar con problemáticas que no se si realmente existieron en un principio, estuve afuera de una batalla ideológica en una conferencia magistral con un intelectual orgánico (y allí pude ver como en este país no pierden el tiempo cuando se trata de intimidar). Pude conocer problemas internos en todas las delegaciones. La famosa “grilla” o “política a la mexicana” se filtra por todos lados. Encuentros y desencuentros, rencillas personales que pagan terceras personas. Boicots institucionales que nadie toma en cuenta. Tanto que digerir.
Me doy cuenta de que, al menos en mi escuela, el comité delegacional es una virtual dictadura puesto que se las han arreglado para que cada delegado tenga los mecanismos a su favor para ejecutar un “dedazo”. Pude ver fracturas en instituciones tan emblemática s como la UNAM (CU vs Acatlán) y otros problemas entre estudiantes por egos, cerrazones y falta de conciencia. Todos creen en la pluralidad, siempre y cuando su forma de pensar sea la predominante.
Dentro de mi poco ha cambiado, sigo sin necesitar diferenciar mi lado historiador de mi lado sociólogo. Sigo sin entender ese afán por casarse con una clasificación en ciencias sociales. Entiendo la individualidad de su forma de manejar el mismo objeto de estudio, lo diferente en la temporalidad y los fines de las investigaciones e incluso en las formas y técnica teórico-prácticas de cada disciplina pero al final se trata de explicar lo mismo : Como vivimos y como hemos llegado a hacerlo de la manera actual.
El saberse parte de algo, el tener esa complicidad en cualquier actividad, el tener una afinidad, todo esto nos hace actuar e interactuar de una manera muy especial. Es una lástima que en general se busque más la interacción por que sí que el fomento e intercambio de ideas con respecto a la afinidad. En el Encuentro Nacional de Estudiantes de Historia una gran mayoría va en plan de la fiesta, el ego y las relaciones en demérito de la parte académica y de organización.
El balance de la semana defectuosa fue positivo, aunque todavía no alcanzo a darle una puntuación al evento, en su conjunto. Es fantástico ser parte de un evento organizado por y para estudiantes, la organización en cualquiera de sus formas es algo que hace falta con urgencia. La hermandad y el intercambio de experiencias son básicos para mejorar la conciencia. Pero ¿Qué tanto de esa organización es costumbre y ego? ¿Qué tanto de esto es utilizado con fines curriculares o de fama? ¿No será resultado de algún tipo de inercia que solo no deja morir una buena idea pero la mantiene inerte? ¿Qué tanto de esto ayuda a un verdadero intercambio de saberes y contactos? Me hubiera gustado quedarme un poco más. El próximo encuentro me despejaré alguna de estas dudas.
Nos deseo suerte.

Dejar un comentario

Fuentes XML de comentario: RSS | Atom

Categorías

Estadísticas de visitantes

1
105
1643728
rss
atom


Calendario del Blog

Agosto 2019
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
1 2 3 4 5 6 7