Junio 2011

De 1857 a 1917

Para poder entender mejor el contexto en el que surgió la Constitución de 1917 hay que tomar en cuenta diversos factores, uno de ellos sería el proceso largo que hubo desde la constitución vigente anteriormente, la de 1857 hasta la promulgación en Querétaro de la última. La constitución de 1857 fue el resultado jurídico del triunfo liberal sobre los conservadores en la llamada “Guerra de Reforma”. En ella vertieron las ideas en común que tenían los llamados liberales como Juárez, Lerdo de Tejada, Melchor Ocampo, Juan Álvarez y Guillermo Prieto entre otros personajes que resultaron triunfantes de la guerra en que se decidió la forma de gobierno de nuestro país.

En la constitución de 1857 se establecen la abolición de la esclavitud, libertad de expresión, la división de poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), prohibición de las alcabalas, se define lo que es la nacionalidad mexicana, la separación de la iglesia y el estado, entre otras cosas. Esta constitución dará un rumbo definido a la nación y por ello hay historiadores que a ese periodo le llaman “La República Restaurada” que se puede interpretar en el doble sentido del regreso a la forma política republicana y a la restauración de orden en la misma nación, el forjamiento de un verdadero país ya sin los conflictos internos que creaban un caos entre la población.

Después del triunfo de los liberales sobre los consevadores, la promulgación de la constitución de 1857 y la estabilización del país sucedió que un liberal del ala militar, el cual había participado tanto en el triunfo liberal como en las batallas contra el ejército invasor francés, después de un segundo Golpe de Estado se hizo del poder y le gustó tanto que lo tuvo durante 30 años, 27 de estos seguidos. Durante su dictadura (porqué aunque siempre aparentó tener cierta democracia) gobernó con mano de hierro, aunque siempre prefería conciliar antes que derramar mayor sangre de la que juzgaba necesaria. El gobierno de Díaz fue un gobierno de pactos donde trató de mediar entre los distintos grupos de poder regionales y nacionales. El dictador fue un arbitro que supo aprovechar y utilizar el dicho maquiavélico de “divide y vencerás”. Con pactos y todo, el camino que siguió el país tuvo una influencia cada vez mayor de un grupo al que llamaban “los científicos” (los cuales son la referencia histórica directa de los llamados “tecnócratas” a finales del siglo pasado) los cuales tenían una idea de progreso dentro de los estándares del liberalismo y la modernidad.

En cuestiones macroeconómicas (que afectan tanto pero no determinan la verdad en la economía del pueblo) el alabado secretario de economía Limantour logró equilibrar el presupuesto público y llevar al país a un crecimiento que podía hacer parecer a México como un país próspero, pero en realidad la prosperidad solo llegaba a una minoría cada vez mas acaudalada.

Precisamente porquie Díaz apoyaba su gobierno en los pactos fue que le dió un poder a la élite, aumentando la desigualdad grandemente. Pero no solo eso sino que al pactar también con la iglesia dejaron de tener vigencia de facto algunos de los puntos de la Constitución de 1857 referente a la iglesia. De hecho la constitución estaba siendo cada vez mas olvidada y el orden era mantenido hábilmente en una mezcla de mano dura y concilios cuando era necesario. Ya en la entrada del siglo XX, después de 16 añosen el poder, comenzaban a surgir muchas voces de descontento con el régimen porfirista. Voces como las de Camilo Arriaga, Juan Sarabia, Librado Rivera y Antonio Díaz Soto y Gama. Reunidos bajo el club liberal “Ponciago Arriaga”. Estos personajes hablaban de la violación a la Constitución de 1917, la falta de libertades políticas además de discutir textos socialistas y anarquista. Eran el preámbulo de lo que acontecería una década después.

Ya en 1906 el Partido Liberal, donde se encontraba el intelectual mas radical de la revolución mexicana Ricardo Flores Magón, trataba de llevar a cabo una revolución alentando a los obreros y campesinos a luchar por sus derechos. Aunque no consiguieron lo que buscaban fueron creando el ambiente donde surgió la Revolución Mexicana, ambiente de donde surgió a su vez la Constitución de 1917 que es la que nos interesa en este artículo. Porfirio Díaz ayudó también al surgimiento de los movimientos sociales que le derrocaron y no solo por ser la figura del villano sino por ciertos “errores tácticos” entre los que destacan lo que dijo durante la entrevista que que le hiciera el periodista Creelman. En esa entrevista el ya longevo dictador hizo primeramente una sombría relación de los sucesos y el estado actual del país, pero después de ciertos comentarios acerca de la clase media comentó que México estaba listo para la democracia. Afirmó que el ya quería dejar el poder desde años atrás pero sus partidarios lo convencieron de lo contrario por el bien del país, pero que ya no estaba dispuesto a continuar al mando después de las elecciones de 1910. Díaz se sentenció cuando dijo que si nacía una oposición el la veria con buenos ojos e incluso la respaldaría, después de que la entrevista se filtrara en México surgieron movimientos para competir en las elecciones que pronto se presentarían.

En ese contexto surgió a la escena pública un personaje clave en la Revolución Mexicana, uno de los fundadores del Partido Antireelecionista y candidato a presidente por el mismo. Francisco I. Madero. Siendo parte de una de las familias mas ricas del país habia estudiado en el extranjero donde se formó una convicción democrática segun sus observaciones en Europa y Estados Unidos. Después de la entrevista de Díaz con Creelman publicó su libro “La Sucesión Presidencial de 1910” donde Madero plantea que el fondo de los problemas en el país es la falta de libertades políticas. El piensa que terminando con la dictadura podrá hacer los cambios necesarios, desde el gobierno, para así llevar al país por un camino libre y democrático. Sintetiza sus ideales en la frase “Sugrafio efectivo, no reelección”. Tenía tanta fe en sus ideas que llegó a decirles a unos obreros durante un mítin que ellos no era pan lo que querian, sino libertad. Con la libertad les llegaría el pan, según el pensamiento de Madero.

Las elecciones llegaron y aunque al principio Díaz no había estimado a Madero como un peligro, concentrándose por intriga de los “científicos” a neutralizar a Bernardo Reyes y el movimiento reyista (Con el cual por cierto el general Reyes nunca llegó a formalizar) Madero tenía un fuerte apoyo entre la sociedad, en parte por el éxodo de reyistas hacia su partido, en parte por los nuevos métodos de propaganda política que Madero trajo al país en su campaña pero sobre todo por que en él veian posible el fin de Díaz. Por esto el dictador tuvo que intervenir encarcelando a Madero, hizo trampa en las elecciones (como siempre había sido y ha sido casi siempre) y pensó que con ello se solucionaría el problema. Pero no. Madero escapó hacia Estados Unidos y promulgó el Plan de San Luis, desconociendo las elecciones y promoviendo la lucha armada contra el dictador.

En el Plan de San Luis no había gran diferencia entre los planes anteriores hechos por caudillos contra gobiernos que desconocian, pero hubo una parte que llamó la atención de grandes sectores de la población : La devolución de tierras que las haciendas en complicidad con el régimen de Díaz habían arrebatado a los pueblos. Esto, aunado a la reflexión hecha por los seguidores acérrimos de Madero acerca de los acontecimientos llegando a la conclusión de que el gobierno no había dejado opción y que la lucha armada era la único que quedaba. Al principio no hubo gran respuesta, los pocos levantamientos que hubo en la fecha acordada en el Plan (20 de Noviembre) fueron sofocados y algunos de hecho antes de la fecha como en Puebla con la familia Serdán.

Sin embargo, después de tiempo fueron surgiendo levantamientos en distintas partes del país. Villa y Orozco en el Norte, Zapata y Santana Rodríguez “Santanón” en el sur. El ejército mexicano había sido neutralizado durante el gobierno de Díaz por miedo a ser destituido en un golpe militar, como en el que él mismo llegó al poder. Por el hecho de querer un equilibrio entre los distintos poderes Díaz fue poco a poco reduciendo el ejército a simple represor de indígenas y rebeliones menores, la fuerza de élite del poder eran los rurales pero estos eran muy pocos como para ser realmente de ayuda. Después de pocos meses de lucha los maderistas, con ejércitos cada vez mas grandes y mayor presencia en el país (aunque había sublevaciones de corte magonista que no se adherían al Plan de San Luis) lograron tomar Ciudad Juárez en manos de Villa y Orozco (desacatando las órdenes del mismo Madero). Pronto el gobierno colapsó y los “científicos” negociaron con Madero la cabeza de Díaz. Antes de eso el dictador había cambiado a su gabinete y prometía reformas sociales, tratando de contener la revuelta de forma inútil. Con los Tratados de Ciudad Juárez terminaba oficialmente la dictadura porfirista, pero continuaban las estructuras que causaban el descontento que origino la revuelta.

Durante el gobierno de Leon de la Barra así como durante el de Madero la élite y grupos reaccionarios del ejército conspiraron para que no se llevaran a cabo los cambios prometidos durante la revolución, especialmente el relativo a la devolución de las tierras. Madero fue por un lado muy ingenuo, pero por otro tampoco pudo salirse de su condición de hacendado al momento de llevar su gobierno. Error tras error fue conduciendose hacia grandes problemas como la sublevación de Zapata y Orozco contra su gobierno, uno con intereses políticos (incluso hay quién dice que estaba comprado por el hacendado S. Terrazas) y otro por el descontento de no haber visto cumplidas las promesas del Plan de San Luis. Las inconformidades las hicieron patentes con el Plan de Ayala, donde hacían ver la importancia de una reforma agraria que influyó grandemente en la Constitución de 1917.

En 1913 sucedió lo que ya muchos intuían : El asesinato de Madero en un Golpe de Estado iniciado por los generales Bernardo Reyes y Felix Díaz pero al final aprovechado por el general que después se alzaría como presidente, el alcohólico Victoriano Huerta. Con ello iniciaría una nueva etapa en la Revolución Mexicana, mas sangrienta que la anterior. Esta vez lidereada por el personaje que sería clave para la promulgación de la Constitución de 1917. Venustiano Carranza.

Venustiano Carranza formuló el Plan de Guadalupe donde desconocía a Victoriano Huerta como presidente, se declaraba presidente provisional del país, hacía un llamado a elecciones y disolvía el Ejército Federal (No quería cometer el mismo error que Madero al dejarlo intacto y preferirlo a las fuerzas revolucionarias). El gobernador de Coahuila era un admirador de la constitución de 1857 y por ello llamó a su movimiento Constitucionalista, junto con él se alzaron en armas los ex-maderistas y se les unieron otros jefes revolucionarios que ya de por si estaban levantados.

El papel que jugaron los estounidenses fue clave, a pesar de haber sido parte activa durante la Decena Trágica (Aunque es discutible el papel del diplómatico Wilson en el sentido de que no se sabe que tanta de su actuación fue personal y que tanto por órdenes de Washington) pensando en que llegara el orden a México después se dieron cuenta de lo errados que estaba. Hubo una intervención en 1914 y toma de la ciudad de Veracruz (pretextando un incidente en Tampico) en la que realizaron un bloqueo naval y evitaron la entrada de armas para el abastecimiento del gobierno Huertista. Con la presión que tenía y después del impulso dado con la toma de Torreón por parte de Villa finalmente Huerta cayó y el movimiento constitucionalista ganó. Poco después los estadounidenses salieron de Veracruz.

Sin embargo las hostilidades no termiaron allí, después de desconocer la Convención Revolucionaria de Aguascalientes Carranza fraccionó el movimiento y junto con Obregon se enfrentó a Villa y a Zapata. Durante esa confrontación fue que surgió la constitución de 1917, como resultado jurídico del triunfo de la facción Carrancista. Para hacer la constitución se tomo como base la de 1857 aumentándole algunos de los ideales por los que se luchó durante la revolución. Al momento de nacer fue la Constitución mas progesista del mundo al ser la primera en afirmar derechos sociales, de trabajo y educación.

Categorías

Estadísticas de visitantes

1
67
1269169
rss
atom


Calendario del Blog

Junio 2011
Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2